Spain Recordar Selección

Cómo escuchamos

En el proceso auditivo participan tres partes del oído: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

La audición comienza cuando las ondas sonoras entran en el oído externo y viajan a través del canal auditivo hacia el tímpano, haciéndolo vibrar Estas vibraciones viajan a través de tres pequeños huesos del oído medio llamados huesecillos, los cuales amplifican el sonido antes de que entre en el oído interno.

El oído interno contiene la cóclea (caracol) rellena de líquido y recubierta con miles de pequeñas células pilosas. A medida que el líquido se mueve formando ondas en la cóclea, aproximadamente se doblan 12.000 células pilosas. La frecuencia y la intensidad del sonido están determinadas por la célula pilosa que se dobla.

Esta acción hace que los impulsos nerviosos viajen por el nervio auditivo hacia el cerebro para su procesamiento. Estos impulsos nerviosos son el "lenguaje" que el cerebro comprende y convierte en sonidos que tienen significado.